martes, 7 de octubre de 2008

Personas que No Voy a Olvidar

Sigo sin creer que ya paso un año de tu último cumpleaños. Insisto... este 2008 se me ha hecho la nada misma! Pero bueno, ya hablamos de eso y ahora el tema es otro.

Mientras estaba estudiando una entretenida materia de biología celular, me puse a pensar en lo díficil que es encontrar gente con la que podai ser tú en todos los sentidos, onda pensar en voz alta, reirte de las mismas cosas estúpidas, escuchar, preocuparte y ayudar porque simplemente sientes que quieres hacerlo, y sobretodo confiar. Lo mejor de todo es que sabes que es recíproco. Es como dice Gus en una de sus grandes canciones: las personas construyen puentes entre ellas, los más firmes te permiten cruzar al otro lado y que el otro cruze hacia ti cuando quiera, no estando necesariamente cerca físicamente. Y estos puentes sirven para conocerse, para compartir momentos, para escuchar, para aconsejar, para estar ahí.

Eso es AMISTAD, y amistad de verdad, que tengo la gran suerte de conocer de muy cerca porque puedo decir, sin dudas, que tengo amigos y amigas de verdad. Y obviamente tu eres una de ellas, Titi, porque de verdad se ha creado un "Adorable puente" o no? que, por lo menos yo, nunca pensé que podía construirse y menos pensé que se iba a convertir en uno de los "puentes" más importantes. De verdad, tengo mucha suerte de tener este puente y tengo que darte las gracias a ti y al destino por haber permitido que se construyera. Aprovechando el "momento de los agradecimientos", tengo que agradecerte muchísimo porque aunque no lo creas, me has hecho crecer ya que me has demostrado lo inútiles y estúpidos que son los prejuicios, y que de repente por una impresión superficial te estás perdiendo una persona que vale mucho. Y gracias a que me derrumbaste esos prejuicios, encontre una de mis grandes amigas, de esas que siempre cruza al otro lado del puente, que esta ahí siempre, que se ríe, que acompaña, que escucha y que confía.

"Gracias por venir", Titi. Que sea un año excelente, lleno de alegría, risas, y una que otra cosa para que te caigas, te pares y sigas adelante, mira que eso es lo que nos hace crecer y nos forma como personas. Y no importa si no te puedes parar de esas caídas sola, que aquí voy a estar yo y todos tus amigos para ayudar a levantarte porque, como dice nuestro amigo, de verdad "mereces lo que sueñas".

Feliz Cumpleaaaaaaaaaños, otra vez!

Espero que todos los 7 de octubre de los proximos millones de años luz siga llamándote, escribiendo estas cosas, dándote un abrazo y regalos, diciendo las mismas cosas que te digo todos los años pero que vale la pena repetirlas (o no?) y que el puente este todavía más firme

Te quiero muchísimo, Titita (cagué con no decir frases cliché).

Y ahora anda a celebrar no más pero portate bien y no hagai tanta tontera junta.
"Chau, hasta mañana!"

1 comentario:

Mamá dijo...

Valentina Salas Pereira, eres una persona MARAVILLOSA, estoy orgullosa de ti, te adoro y ruego a Dios para que siempre te proteja y brinde la felicidad que mereces.

No cambies nunca gnomita mia, el mundo necesita de personas como tú para que sea mejor.

Mamá.