viernes, 20 de febrero de 2009

Futuros se estrellan ante mí

Cuando se acercan los primeros días de noviembre, en los centros comerciales comienzan a aparecer los adornos de navidad, árboles de pascua, toneladas de juguetes cada vez más tecnológicos. En la televisión, comerciales sobre créditos de consumo para navidad... Endeudate con un interés 2% más bajo y blabla. Hey hey, espereen! pero si estamos en octubre, no quiero pensar en navidad, año nuevo y vacaciones aún, todavía tengo mucho trabajo que hacer.

En fin, unos días después de sacar los árboles de pascua de las vitrinas, la grandes tiendas comerciales se encargan de refregarnos en nuestras caras que se viene marzo, mostrándonos que ellos son los que tienen mejores uniformes escolares que la competencia y que los precios de los útiles escolares son mucho más bajos. Todo esto en pleno enero, cuando en lo que menos queremos pensar es en la rutina que se nos vendrá encima durante todo el año restante. De nuevo, más propaganda de bancos sobre créditos para combatir el temido MAAARZO, al cual lo personifican con monstruos o personajes antipáticos. Pobre Marzo, no tiene la culpa de que las deudas de navidad y vacaciones deban pagarse durante su transcurso, al fin y al cabo fuimos nosotros mismos quienes inventaron que marzo fuera tan terrible, económicamente hablando por supuesto.

Pasa marzo... sacan los uniformes y cuadernos, y ya en abril aparece el día de la madre con los perfumes, carteras y ropa a la moda; un par de semanas despues... el papá con la tecnología, artículos deportivos y mecánicos; y como si fuera poco... ahora vienen los niños, reaparecen los juguetes que sobraron de la liquidación navideña. Estamos en agosto y aparecen las ofertas deciocheras de carne, parrillas y que sé yo. Y así es como vuelven a aparecer los pinos navideños, sus luces y adornos, las ofertas de vacaciones y luego los uniformes y....

Todo el año estamos viviendo un momento que aún no llega, todo el año estamos pendientes de algo que pasará y no le tomamos mucha atención a lo que está pasando AHORA. Llegamos a la universidad deseando que sea la hora de salida para volver a la casa, estamos pendientes de esa prueba decisiva que vendra en dos semanas, de ese concierto que se acerca el próximo mes, de las vacaciones de invierno que se vienen pronto, pero y el aquí & ahora? el mientras tanto? se nos va de las manos y muchas veces no lo aprovechamos. Nadie dice que es fácil hacerlo, menos con el ritmo que lleva todo el mundo allá afuera, pero tenemos que intentarlo. Desconectarse del tiempo es necesario, y es útil para disfrutar las milésimas de segundo que están transcurriendo ahora... y ahora... y ahora... y ahora también. Muchas veces el mejor plan es el ahora, el improvisado, el espontáneo, el plan no-planeado.




"La vida es aquello que sucede mientras planeamos el futuro"

1 comentario:

camila aa dijo...

no dejamos de pensar en el futuro al igual como lo hacemos pensando en el pasado. claro esta que no deverían adelantarse tanto con las fechas y todo.
hoy estoy pensando en mi exámen de mañana, pero se que el tiempo vuela y es cmo "arena en mis manos"... aprovechar cada segundo en verdad es muy dificil, pero eso no significa que desperdiciemos nuestro tiempo!

chao fofa, nos vemossssssssss :)
tequiero